El Parque Fundidora es un parque público en la ciudad de Monterrey, Nuevo León en la antigua colonia Obrera al oriente del centro de la ciudad.

 

La Compañía Fundidora de Fierro y Acero de Monterrey, S.A., fue constituida el 5 de mayo de 1900, como el centro fabril donde se instaló el primer alto horno de América Latina. Después de unos años la empresa pasó a ser propiedad de federal en 1977, hasta que esta se declaro en bancarrota en 1986, después de haber sido declarada financieramente insolvente, y en 1988 fue creado el Fideicomiso Fundidora cuyo fin es administrar el parque.

Actualmente el Parque Fundidora se considera un organismo público descentralizado, y se le ha otorgado el título de Museo de Sitio de Arqueología Industrial por el Instituto Nacional de Antropología e Historia, por el valor histórico de las 27 macro estructuras, 127 piezas de maquinaria y herramientas siderúrgicas. Hay piezas museográficas, 16 naves que representa un patrimonio industrial invaluable para Nuevo León.

 

Durante el 2003 y 2009, se agregó una extensión de 28 hectáreas haciendo que el parque abarque aproximadamente 144 hectáreas, haciendo de este un lugar ideal para el esparcimiento de las familias del estado, y una importante atracción turística. En ocasiones se usa para diversos espectáculos, eventos sociales y culturales.

 

Anualmente recibe un total de 8 millones de visitantes. En cuanto a la ubicación, el parque es muy accesible y es fácil llegar. Caminando, se encuentra al oriente de la Macroplaza al finalizar el trayecto del Paseo Santa Lucía, en el metro de Monterrey, las estaciones Parque Fundidora e Y Griega colindan con el parque; en automóvil y en el transporte urbano por Avenida Madero y Avenida Fundidora, en la cual existen múltiples estacionamientos.

Share
This