El Centro Histórico de Monterrey es el corazón de Nuevo León, lugar donde se encuentra la famosa MacroPlaza, se empezó la construcción en los años 80s.

Se consideró fundamental la conservación de edificios y monumentos importantes para la historia de la ciudad, estas notables edificaciones han sido restauradas para su plena integración con la “Gran Plaza”.

 

La plaza cuenta con una serie de puntos que se encargan de enmarcan la plaza. Uno de esos puntos se encuentra el Museo de Arte Contemporáneo de Monterrey (MARCO) y la Catedral Metropolitana.

 

En el costado poniente de esta parte de la plaza se encuentra el Museo Metropolitano de Monterrey, un edificio del siglo XIX con una gran arquería en su fachada, que hasta hace unas décadas fungió como palacio municipal.

 

Detrás del museo se encuentra la Plaza Hidalgo, una cuadra más al norte, en la esquina de la calle Morelos, además del  edificio porfiriano del Banco Mercantil que ostenta la fecha “1901”.

 

En la parte central de la plaza se encuentra la Fuente de la Vida del escultor español Luis Sanguino, conocida como Fuente de Neptuno porque la figurita predominante en este conjunto es la de este dios griego.

 

Le sigue el Parque Hundido, en esta parte, del lado oriente verás la Capilla de los Dulces Nombres, una modesta construcción de inicios del siglo XIX. Frente a ella están dos voluminosos edificios de la época, el gran Teatro de la Ciudad y un poco más al norte la Biblioteca Central Fray Servando Teresa de Mier.

Al norte de la Macroplaza se encuentra la Explanada de los Héroes, llamada así por sus monumentos a Miguel Hidalgo, José María Morelos, Benito Juárez y Mariano Escobedo. Frente a ella se encuentra el Palacio de Gobierno de la época porfiriana.

 

Atrás del Palacio de Gobierno se encuentra el ex Palacio Federal, un edificio Artedéco, levantado entre los años 1928 y 1929, que en su momento fue considerado el primer rascacielos de la ciudad de Monterrey. A su izquierda está el Templo del Sagrado Corazón de Jesús, iglesia centenaria de esbeltas líneas neoclásicas.

 

Al oriente de la Explanada de los Héroes, se llega a la Plaza de los 400 años, llamada así porque en 1996 se inauguró para celebrar los cuatro siglos de la fundación de Monterrey por Diego de Montemayor.

 

Una de las maneras divertidas de conocer la MacroPlaza y los puntos más importantes de la ciudad es a través de un paseo en tranvía, que salen cada media hora y pueden ser abordados en diferentes puntos del centro de la ciudad.

Sin duda es un lugar ideal para disfrutar de un paseo con la familia y amigos.

Share
This